Retrato de Santa Mariana de Jesús: la Azucena de Quito